Cómo puedo ahorrar con mi seguro de Salud?

SABÍAS QUE TU SEGURO DE SALUD PUEDE AYUDARTE A PAGAR MENOS IMPUESTOS? Resolvemos todas tus dudas en este artículo.

Si eres autónomo o si tu empresa lo contrata por ti, te interesa.

Los seguros de salud se han hecho un hueco importante en nuestra vida. Aún en una sociedad que cuenta con un sólido sistema de salud público, cada vez más gente apuesta por contratar un seguro médico privado que sirva como complemento a estos servicios gratuitos que ofrece la sanidad estatal, pero….¿qué implicaciones fiscales tiene la decisión de contratar o no un seguro médico privado? ¿Es posible desgravar el pago de estas primas de
seguro?

Dependiendo de si el seguro lo contrata el particular, el autónomo o la empresa, habrá o no beneficios fiscales a los que poder acogerse.

El seguro de salud del autónomo

Los trabajadores autónomos que suscriban el seguro de salud podrán deducir las primas que paguen por su seguro (y los de su familia) hasta un máximo de 4.500 euros anuales.

Para los trabajadores autónomos, el Gobierno establece una deducción máxima de 500,00 € por persona, sobre su base imponible (1.500 en el caso de personas con discapacidad). Esta deducción puede aplicarse también al cónyuge y a los descendientes (hijos) menores de 25 años, hasta el máximo citado anteriormente. Y es que para los trabajadores autónomos el seguro médico sí representa un gasto deducible.

Esto quiere decir que las primas de seguro satisfechas por el contribuyente se restarán del dinero que ha ganado a efectos de IRPF. Para entenderlo mejor, un autónomo que haya ganado 20.000 euros en el año, y tenga asegurados a su mujer y a su hijo, será como si sólo hubiese ganado 18.500 euros una vez practicada la reducción. Por lo tanto, el ahorro con el seguro de salud será directo sobre el tipo impositivo que le hubiese tocado pagar al hacer la declaración.

El seguro de salud de empresa

La tributación del seguro de salud cambia radicalmente cuando nos referimos al seguro de empresa y afecta directamente al Impuesto de sociedades. En este caso, la empresa podrá integrar como gasto deducible las primas que pague por sus trabajadores, tanto si tributa en el régimen de estimación directa normal o simplificada.

Aquellas empresas que contraten seguros colectivos de salud para sus empleados también se pueden deducir
hasta 500 euros por asegurado (incluyendo a los familiares del trabajador) en concepto de primas pagadas a las aseguradoras. El Gobierno prevé la posibilidad de que el trabajador amplíe por su cuenta la cobertura inicial facilitada por la empresa, pero no podrá desgravarse las primas abonadas por encima de los 500 euros contratados por la empresa. En el momento en que las primas abonadas por la empresa excedan esta cantidad, el sobrecoste será considerado retribución en especie a efectos fiscales y, por tanto, habrá que tributar por ello y  tendrá consideración de salario para el empleado.

Lo que ocurre es que en este caso la fiscalidad del seguro médico privado de los empleados se considera un gasto social a efectos del Impuesto sobre Sociedades y por lo tanto se restará a la hora de calcular los beneficios que haya obtenido la empresa, con el consiguiente ahorro fiscal.

El seguro de salud para los particulares

Si una persona opta por contratar un seguro de salud privado por su propia cuenta y riesgo no obtendrá ningún beneficio fiscal.

Sin embargo, la cuestión es diferente cuando la empresa entra en juego y es quien paga efectivamente el seguro de salud privado. Como todos sabemos, las retribuciones en especie, como sería este caso, también obligan al empleado a tributarlas en su declaración de la renta particular. Pero, como ya hemos mencionado anteriormente, para el empleado no tendrán consideración de retribución en especie los pagos del seguro de salud por parte de la empresa que no superen los 500 euros, al igual que en el caso de los autónomos.

Eso quiere decir que, como trabajador, estarás ganando 500 euros por los que no será necesario pagar ningún tipo de impuestos en la declaración de la renta. De esta forma, si tu tipo medio fuese del 20% estarías ahorrando 100 euros en tu declaración. Por tanto, supone también un beneficio para el trabajador, aceptar este tipo de seguro como retribución.

Y todo por haber aceptado un seguro como parte de tus beneficios salariales.

Si quieres saber cuánto te cuesta un seguro de salud, pulsa aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *