Que es un seguro de decesos a prima única?

En primer lugar, debemos indicar qué son los seguros de decesos y cuáles son las ventajas de contratar uno, tengas la edad que tengas.

Un seguro de decesos es aquel que da cobertura, entre otras garantías, a los gastos de sepelio o de entierro. Los seguros de decesos, en los últimos años, han ido poco a poco aumentando sus prestaciones de manera que las personas aseguradas puedan disfrutar de muchas más coberturas, además del simple pago de los gastos de un entierro.

Así, en los últimos años, la mayoría de Compañías han incluido entre su oferta una limpieza bucal anual gratuita por asegurado/a, coberturas de acompañamiento al duelo, redacción de testamentos gratuitas e incluso, como en el caso del seguro de decesos Plan Asistencia Familiar de Helvetia, garantías relativas a asistencias en viaje de las personas aseguradas y consultas médicas gratuitas o por videollamada prestadas por completos equipos médicos.

En definitiva, la adaptación de estos productos aseguradores ha ido encaminada a evitar esa antigua creencia de que las personas pagan, durante toda su vida, el coste de sus propios sepelios. Por esta razón, si el/la asegurado/a en cuestión era muy longevo/a (fallecía a una alta edad), era posible que la suma de las cuotas del seguro fuera mucho mayor que el coste real del entierro.

Otro de los aspectos importantes que rodean a los seguros de decesos es la edad de entrada de la persona en el seguro, la cual condiciona, y mucho, la prima que se paga, llegando incluso a negar la entrada en el seguro a aquellas personas que superen los 75 u 80 años, en el mejor de los casos. Así, cuanta más edad, mayor prima pero claro, al estar, supuestamente, más cercana la edad del fallecimiento, se produce una especie de relación de dependencia por la cual la persona asegurada, a pesar de pagar una prima que no le satisface, ya no quiere dar su baja en el seguro, tras haber permanecido fiel a la Compañía durante toda su vida.

Para evitar estas sensaciones y todo este malestar, las Compañías, como ya hemos dicho, han ido diseñando productos mucho más actuales y adaptados, con garantías gratuitas y que pueden dar servicio todos los años de vida del seguro, consiguiendo cubrir el objetivo para el que se contrató el seguro (pago de los gastos de sepelio) y mejorando la imagen y las sensaciones de pertenencia de los/las clientes.

Pero…. ¿qué pasa si no quiero contratar toda esa serie de garantías extra que me ofrecen las compañías? O, mejor aún ¿qué pasa si, por mi avanzada edad, ya no hay ninguna Compañía que me admita como asegurado?

Para este tipo de situaciones, en Seguros Alén, de la mano de Helvetia Seguros, contamos con el seguros de decesos a prima única. Gracias a este producto, nuestros/as clientes podrán contratar un producto sencillo y fácil, que dé cobertura, únicamente, a los gastos de sepelio, independientemente del momento en que éste se produzca, pudiendo pagar la cuota del seguro de una sola vez y olvidándose, por tanto, de pagos fraccionados y recurrentes durante toda la vida.

Los mayores beneficios de este producto son la sencillez y claridad del producto, así como el bajo nivel de prima que supone, si lo comparamos con un sepelio a nivel privado. No en vano, las aseguradoras mantienen relaciones comerciales potentes con las principales empresas gestoras de tanatorios en el territorio nacional, lo que les permite el cierre de acuerdos comerciales muy beneficiosos.

Además de la sencillez y el ahorro que pueden llegar a suponer este tipo de seguros, el hecho de pagar la prima en un único pago, supone también un aporte de tranquilidad importante pues aporta la tranquilidad de tener esos gastos cubiertos y, lo que es más importante, el aseguramiento de un completo servicio de acompañamiento en todo ese doloroso proceso.

Al igual que en los seguros de decesos a prima periódica, en este producto, la edad también determina, en gran medida la prima, pero lo hace justamente en relación contraria, esto es, a mayor edad, menor prima pues, al estar más cercano el momento del fallecimiento de la persona asegurada, la volatilidad en los costes es menor y, por tanto, también lo será el efecto de una supuesta inflación sobre los precios.

Así, si estás pensando en contratar un seguro de decesos pero no quieres pagar una cuota durante toda tu vida o no te interesan el resto de garantías, esta puede ser una solución para ti y los tuyos.

5/5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *