Cómo desvincular un seguro de hogar o vida de la hipoteca??

A menudo nos encontramos en la situación de haber comprado una vivienda en la que hemos puesto muchas de nuestras ilusiones y de nuestros esfuerzos y, sin embargo, también es la vivienda sobre la que hemos contratado un seguro de vida y otro de hogar que jamás quisimos contratar y por el que pagamos un precio que sabemos que es abusivo. Además de un producto insatisfactorio, con un precio elevado y mal atendido, la mayoría de nosotros nos encontramos con una palabra mágica que resuena continuamente cada vez que nos planteamos un cambio en nuestros seguros: VINCULACIÓN. Es habitual que tengamos asumido que no podemos plantearnos cambiar nuestras pólizas porque están “vinculadas a la hipoteca”. Entonces, ¿qué podemos hacer?

La realidad es bien distinta y vamos a intentar explicarla en este artículo.

  • Cuando pedimos una hipoteca, lo que hacemos es pedir prestado un capital al banco y éste nos los presta, normalmente, con un interés marcado por el EURIBOR (o cualquier otro índice) más un diferencial .

  • Ese diferencial varía en función de la entidad financiera y de las diferentes vinculaciones que estemos dispuestos a soportar. Habitualmente son:

  1. domiciliar la nómina o ingreso recurrente de una cuantía mínima
  2. solicitar una tarjeta de crédito o débito con la que consumamos un mínimo al año
  3. contratar un plan de pensiones o un plan de ahorro
  4. contratar diferentes seguros (hogarvidaautodecesosmotos…)

La cuestión es saber si esas contrataciones nos benefician o no en el corto, medio o largo plazo. Lo primero que hay que tener en mente es que VINCULACIÓN NO ES IGUAL A OBLIGACIÓN.

Intentaremos ofrecer argumentos para la toma de decisiones:

  1. Las pólizas de vida y hogar contratadas por bancos suelen tener como beneficiarios únicos a las propias entidades financieras. Por tanto, si en nuestro seguro de vida tenemos un capital asegurado de 150.000 euros, solo nos quedan de hipoteca 80.000 euros y fallecemos, la entidad financiera recibirá 150.000 euros mientras que, si hubiéramos designamos a la entidad financiera como beneficiario por el pendiente de amortización y a nuestros herederos del resto, el banco recibiría 80.000 euros y nuestros herederos, los restantes 70.000 euros.
  2. A menor capital pendiente, menor beneficio por tener los seguros en el banco. Ponemos un ejemplo: si por tener nuestros seguros en el banco nos dan un 1% de mejora, siempre será el 1% sobre el capital pendiente de amortización de la hipoteca. Por tanto, animamos a preguntar cual seria la prima de la hipoteca si no tuvierais alguno de vuestros seguros en el banco. En nuestro caso, con una hipoteca recién constituida, el beneficio en la cuota de la hipoteca por tener el seguro de hogar era menor que el ahorro de hacerlo en Helvetia (y hablamos de una ipoteca recién constituida!!).

Por estas y más razones, os animamos a plantearos que no es imposible dejar de tener vuestros seguros en el banco y que, muy al contrario de lo que solemos pensar, vinculación no es sinónimo de obligación y el hecho de contratar vuestros seguros con nosotros puede hacer que ahorréis y mejoréis en tranquilidad y confianza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *